Tips para tener el jardín que querés

Para tener tu jardín como querés, necesitás dedicarle algo de tiempo, atención y planificación. Un jardín está vivo por lo que vas a ver algo distinto cada vez que lo mires: una flor nueva, un arbusto más alto, un árbol al que se le empiezan a caer las hojas, etc.

Nos juntamos con Josi G. Silveyra (@maryjoegardener), autora de Sol de Agosto, que nos pasó varios consejos sobre el planeamiento de tu jardín, cómo cuidarlo y qué hay que hacer en esta época que se viene.

¿Por dónde empiezo?

Al momento de pensar estratégicamente cómo hacer tu jardín, Josi recomienda basarse en la funcionalidad. ¿Para qué lo usa cada miembro de tu familia? Tenelo en cuenta ya que conviene planificar alrededor de eso.

Las bases de cualquier jardín son el cerco, el pasto y algún árbol. Sin embargo, antes de eso tenés que tener en cuenta el riego, que el terreno esté nivelado, y la calidad del suelo.

Planificá bien los puntos de riego: que haya canillas y lleguen las mangueras porque, si no, después se te va a complicar.

La nivelación es importante para que, en época de lluvias, no se te inunde la galería o queden charcos que ahogen a tus plantas.

Buen suelo es fundamental para que crezca bien cualquier cosa que plantes o siembres. Hay casos en los que, después de la construcción, quedan cascotes enterrados que generan un ¨efecto maceta¨ en el que las plantas no pueden crecer.

Una vez que esto esté resuelto, es momento de visitar viveros. ¨Está bueno siempre ser realista y trabajar con lo que hay¨. Josi recomienda visitar los viveros de la zona en la que vivís en todas las estaciones: ¨ves lo que hay ahora que esté bueno, bonito, barato y que te guste¨.

Y en esta época, ¿en qué me enfoco?

Así como nosotros cambiamos nuestros hábitos y cuidados dependiendo de las estaciones, lo mismo va a necesitar tu jardín.

Ahora estamos entrando al otoño que, según nos aclaró Josi, es la época de más trabajo ya que es tiempo de reproducción, ya sea por semillas, gajos o división de matas.

Nos cuenta que siempre les deja un espacio en sus canteros para,en esta época, sembrar las plantas anuales de floración primaveral y, así, tener una primavera llena de flores.

Para la siembra, se empieza por preparar la tierra (limpiar, rastrillar, desmenuzar y humedecer), después se esparcen las semillas y, por último, se las cubre con una fina capa de tirra abonada.

Vale aclarar que el otoño es ¨la pequeña primavera¨, según Josi, ya que te encontrás con una floración parecida.

El invierno y el verano son los momentos en los que hay que hacer poda para dejar que las plantas descansen y darles lugar a que crezcan sanas. El otoño y la primavera, estaciones cálidas, son ideales para que florezca todo, incluidos bichos y hongos.

Josi asegura que, en cuanto a plagas, lo importante es estar atentos y prevenir. Ella, en esta época, sale al jardín todas las mañanas y rocía sus plantas con una mezcla de alcohol y ajo.

La receta de esta mezcla preventiva es simple: ¨alcohol el normal, con un diente de ajo aplastado  y triturado (que luego se cuela), y un poco de agua¨. La utiliza cuando las plantas aún están cubiertas de rocío ya que, si no fuera así, la planta se quemaría.

Algunos tips extra

  • La mejor parte del jardín para tener tus plantas es la que le da el sol de mañana y la peor es la que le da el sol de tarde. El sol de tarde es el que puede quemar tus plantas. Tu cantero soñado tiene que tener el primer sol.
  • Todo jardín depende de su locación: recorré tu zona y fíjate qué plantas florecen en el barrio. Esas son las que funcionan ahí y que pueden servir de base para tu jardín.
  • Nivelar bien es importantísimo.
  • Las plantas en maceta dependen 100% de vos: regalas y asegúrate que haya un buen drenaje (el exceso de agua es peor que la falta de ella).
  • La profundidad de siembra es dos veces el tamaño de la semilla.
  • El jardín requiere de la experimentación: aprendés qué crece bien y qué no a base de probar.
  • Paciencia: cada planta requiere su tiempo y está bien que así sea. No vas a tener un jardín espectacular de la noche a la mañana, pero la espera va a valer la pena.