Qué no mirar de una casa

Cuando alguien imagina un nuevo hogar siempre hay 3 o 4 características que le resultan imprescindibles. A veces, cuando la búsqueda se inicia y vamos a conocer una propiedad que cumple con esos requerimientos, vemos que  hay otros elementos que, aunque fácilmente modificables, hacen que se descarte la casa.

Ya te contamos qué cosas tener en cuenta a la hora de visitar una propiedad (CLIC AQUÍ). Ahora queremos dejarte algunos consejos sobre qué NO mirar, para poder ir más allá y descubrir su potencial.

  • Color de paredes o techos:

Es posible que, si son colores muy fuertes, te desorienten e impidan que imagines a tus muebles en esos espacios o, si son oscuros, que veas los ambientes con poca luz y más chicos. No es menor lo que este detalle puede hacer sobre la percepción del espacio.

  • Revestimientos y terminaciones:

Lo mismo sucede en este caso. El estilo que le quieras dar a tu casa puede perfectamente implementarse con unos cambios que no requieren de mucho esfuerzo.

  • Amoblado:

Esta puede ser la más obvia, pero a veces empaña la visión de lo que uno imagina para su hogar. Acá queremos hacer una mención especial a los muebles de cocina ya que siempre parecen los más difíciles de modificar, aunque en la práctica no lo sean.

  • Artefactos de baño: 

De la mano de lo anterior, se le puede dar totalmente otra cara a los baños y no es algo que requiera de mucha inversión.

  • Grietas menores o manchas de humedad:

Si encontraras estas imperfecciones puede que te lleven a imaginar problemas más importantes. Sin embargo, en su mayoría son huellas de uso que se pueden eliminar sin complicaciones.

  • Paredes de más o de menos:

Quizás esto sea lo que más cuesta visualizar, pero modificar los espacios con una pared de más o de menos puede hacer enormes diferencias, y es más rápido y económico de lo que se suele pensar.

También queremos mencionar que contamos con una arquitecta que te puede acompañar en la visita y señalarte cambios que se podrían realizar según tus necesidades, además de orientarte en cómo podría hacerse y el tipo de inversión que requeriría.

Esperamos que esta nota te sea útil y te invitamos a compartírsela a quien le venga bien.